Samsa lee Kafka

martes, enero 11

Samsa lee Kafka




Quizá porque la tarde era lluviosa, o a lo mejor era porque tenia ganas de estrenar sus nuevas gafas de lectura que compró en la tienda de los chinos de la esquina.

Nuestro héroe , se acercó al mueble en donde guardan la vajilla y entre los tapetes bordados encontró un libro, el único que tenían en casa, el como llegó allí fue algo mágico.
 Preciosa su mujer encontró en la basura una caja con una docena de vasos duralex y unos tapetes bordados, la cuestión es que entre ese tesoro rescatado se había colado un libro, que allí habitó entre el cristal hasta que Samsa lo cogió entre sus manos.
Se había acordado que en el bar en donde hace el cafelito de las 10:00, alguien había hablado sobre un libro que trataba la metamorfosis de hombre en cucaracha.

Mirándose al espejo después de la ducha y habiéndose sentado encima del vater para quitarse las negruras de las uñas de los pies, reflexionó si era posible que un hombre se convirtiera en cucaracha, a lo que pensó que ciertamente era posible, de hecho estubo tentado en dejar la negrura de las uñas para dar fe física de que era posible.
Pero claro, al comentarle sus inquietudes a Preciosa, ella en un momento de cordura, le dijo que seguramente acabaría chafado por el pie de algún inaprensivo y descartó la idea.
Pero encontró el libro, las hojas amarilleaban y olian a humedad, pero eso no detuvo al hombre que en un arrebato de solemnidad se bajo sus gafas hasta el limite de la nariz y empezó a leer.

Le extraño que no hubiera muchas ilustraciones, y siguió hacia adelante.

-¿Que haces ahí sentado?.- le dijo Preciosa.
-Estoy leyendo.- contestó con una falsa indignación.-¿y tu que haces con el móvil?
-Pues hacerte una foto y se la enviaré a mamá por wasap,que una vez me dijo que ni sabias leer.
-Tu madre..., no me hagas hablar.-contestó.

Pasó una media hora y seguía en la pagina 5, totalmente absorto en la lectura...

-Madre mia, no pillo nada.-susurró.-vaya tostón.
Preciosa miro el libro por encima de su hombro.
-Pero si no has empezado-le dijo ella.
-Me he leido el final, que es lo que importa...
-Menuda gilipollez dices!-le increpó su mujer.
-Ah si lista?Pues mi leo el final no hace falta que me lea el libro entero, ya se como acaba.
-Visto asin...-dijo resignada.
Al dia siguiente cogió el libro y se fue al bar eran las 10 como siempre y se sentó en una mesa, normalmente se sentaba en la barra, pero tenia ganas de dejar el libro en algún sitio visible, así que se pidió un té, roibos, jamás había probado el té, pero era el momento perfecto..puso encima de la mesa sus flamantes gafas.
Perfecto, el camarero, le acercó el té, le dijo extrañado.
-Compadre,¿estas bien?.
-Claro, ¿que pasa?.-contestó Samsa.
-Nada no te enfades, es que es la primera vez que te veo tomando té.¿te ha quitado el médico el carajillo?
-No..¿por que?..
-Nada , nada..toma.-le dijo el camarero.

En un arrebato Samsa, pego un largo sorbo, que le quemó la lengua,esofago y hasta los pulmones.

-Me cagon to!!!-gritó.-la madre que te parió esta ardiendo.!!!
-Tienes que dejar que repose..-contestó Perfecto.
-¿que repose?, vaya mierda de agua roja!!.
No había acabado de decirlo cuando la puerta del bar se abrió y apareció una señora que se sentó cerca de el.
Aquella mujer, pidió un café con leche al camarero, y con gesto solemne cruzó las piernas.

Samsa impresionado con la majestuosidad de aquella dama, se apresuró a empujar hacia la esquina el libro , esperando alguna señal de asombro por parte de aquella señora,.."oh que hombre tan interesante"...

- Disculpe .- le dijo por fin la dama.- Casi se le cae el libro...
-Oh, vaya , si, que tonto..casi se cae.
-No querrá que Samsa se enfade...-dijo ella guiñandole un ojo
-No, Samsa no se enfada.- se entrometió el camarero-¿verdad Samsa?.
-Emmm si, no, yo no me enfado.-contestó balbuceando
-¿No me diga que se llama usted Samsa?, como el protagonista del libro!, a sus padres les debía gustar mucho Kafka...-rió la señora del café con leche.



(Continuará...)



0 comentarios :